Published On: Lun, Sep 7th, 2015

Málaga adjudica las obras de la renovación urbana del entorno del Mercado de Atarazanas

El Ayuntamiento de Málaga, a través de la Gerencia Municipal de Urbanismo en coordinación con el distrito Centro y las áreas de Turismo y Movilidad, ha adjudicado las obras del proyecto de renovación urbana del entorno del Mercado de Atarazanas, y de reurbanización y renovación del entorno de Arrabales Carretería así como de la calle Casas de Campos por un importe total que supera los 1,9 millones de euros.

La primera de las obras, correspondiente al entorno de Atarazanas, será ejecutada por la empresa Pavimentos Asfálticos Andaluces SL por la cantidad de 666.005 euros (IVA incluido). Esta cantidad es un 32 por ciento inferior respecto a la que preveía el proyecto inicial, que salió a licitación por un presupuesto de 983.760 euros (IVA incluido). Los trabajos se enmarcan en el Programa de Turismo Sostenible Málaga Ciudad, financiado en un 60% por la Junta de Andalucía y en un 40% por el Consistorio malagueño, y se ejecutarán en un plazo de 6 meses a partir del 31 de agosto.

El proyecto adjudicado prevé la actuación en una superficie de unos 3.300 m2, ocupada por un entramado de calles entre la plaza Enrique García Herrera (plaza de Camas) y el Mercado de Atarazanas, en el que se incluyen: Olófaga, Sebastián Souvirón, Moreno Carbonero, Sagasta y Guillén de Castro.

obras-en-valle

La solución prevista ha sido diseñada, desde el punto de vista formal, de acuerdo a los criterios aplicados por el Plan de Movilidad y Accesibilidad en áreas similares del Centro Histórico, por lo que el entorno del mercado pasará a ser un ámbito con prioridad peatonal. El diseño previsto mantiene la actual ubicación y distribución de las zonas de carga y descarga y aparcamientos de motocicletas.

Se ha diseñado un espacio urbano en un único nivel que se adapta en la medida de lo posible a las altimetrías actuales muy ajustadas a la disparidad de cotas de acceso a inmuebles y locales comerciales, aplicando desde éstas las pendientes transversales definidas en orden al adecuado drenaje.

En cuanto a los materiales se ha optado una intervención continuista con la realizada en la plaza Enrique García Herrera, que de alguna manera es el punto de partida de la actuación. A tal efecto se plantea un único pavimento de piedra natural granítica en el cual la delimitación de espacios se consigue mediante la combinación de distintos formatos.

Se ha previsto también la renovación total de los servicios urbanos existentes en la zona.

Obras en Carretería

Por otro lado, la mesa de contratación de la Gerencia de Urbanismo ha adjudicado a Construcciones Maygar SL las obras de reurbanización y renovación del entorno de Arrabales Carretería por un importe de 716.919 IVA incluido, cifra que supone una baja del 31,9% respecto al presupuesto inicial de salida a concurso.

Las obras, que se desarrollarán con un plazo de 4 meses, supondrán la renovación de los servicios urbanos obsoletos y la eliminación de tendidos aéreos de canalizaciones, así como la recuperación de los espacios públicos disponibles para el uso ciudadano, por lo que se remodelarán las plazas de los Cristos, de San Francisco y de la Escritora Rosa Chacel. El objetivo final es crear un entorno de preferencia peatonal, con un diseño continuista con las actuaciones realizadas en la zona, por ejemplo, en las calles Biedmas, Gigantes o Postigo de Arance.

Asimismo, también se ha procedido a la adjudicación a Pavimentos Asfálticos Andaluces SL de las obras de adecuación y mejora para uso público del entorno oeste de la calle Casas de Campos por un importe de 245.011 euros (IVA incluido) y con un plazo de ejecución establecido de 4 meses.

Esta actuación permitirá avanzar en la recuperación de uno de los ensanches más antiguos de la ciudad, priorizando su acercamiento al mar a través de la calle Tomás Heredia y destacando el protagonismo del Centro de Arte Contemporánea (CAC), un dibujo en el que la calle Casas de Campos juega un papel de transversalidad. La ejecución de las obras supondrá la renovación de infraestructuras actualmente obsoletas de agua potable y saneamiento, la mejora de las pendientes de las calles (se procederá a la instalación de una nueva red de absorbedores pluviales), la semipeatonalización de la calle permitiendo el tráfico sólo para el acceso a garajes y vehículos de mantenimiento, la sustitución de los pavimentos existentes, así como la instalación de un nuevo alumbrado público y de nuevo alumbrado público.