Published On: Jue, May 14th, 2015

La falta de liquidez en Europa del Este eleva los riesgos de impago

2015 será un año difícil para Europa del Este. Las previsiones apuntan a que el crecimiento económico de la región en su conjunto caerá un 0,3%, debido principalmente a las expectativas de una severa contracción económica en Rusia y Ucrania y a la debilidad del crecimiento en la zona euro. Se prevé que estas condiciones generen tensiones a largo plazo sobre el comportamiento en pagos de las empresas en Europa del Este, lo que mantendrá elevado el riesgo de morosidad e impago en las operaciones B2B durante 2015.

construccion-rumania

De acuerdo con el Barómetro de Prácticas de Pago en Europa del Este difundido por Crédito y Caución, un informe basado en la opinión de más de 1.000 empresas de República Checa, Hungría, Polonia, Eslovaquia y Turquía que venden a crédito a clientes B2B en sus mercados domésticos y exteriores, casi el 60% de las empresas de la región atribuye la morosidad de sus facturas domésticas B2B principalmente a la insuficiente disponibilidad de fondos de sus clientes. En Europa Occidental, ese porcentaje estaba por debajo, en el 51%. El mayor porcentaje, 79%, se alcanza en Hungría.

De acuerdo con las respuestas obtenidas en los diferentes países objeto de estudio, el 41% del valor total de las facturas domésticas B2B permaneció sin pagar después de la fecha de vencimiento. Ese porcentaje está ligeramente por encima del 40% registrado en Europa Occidental. El 7,2% de las facturas domésticas B2B seguía impagada 90 días después del vencimiento, siendo muy probable que se convierta en casos de recobro, y el 1,2% se declara incobrable. Todos estos porcentajes fueron más altos en Turquía, con 55%, 13% y 2% respectivamente.

Es también significativo que para el 24% de las empresas de Europa del Este la morosidad se debe a la insolvencia formal del cliente (liquidación, quiebra…) por encima del 19% registrado en Europa Occidental. Esto apunta a un clima de negocios complejo en muchos países de la región.

A pesar de las diferencias notables en las condiciones económicas específicas de cada país, la mayoría de las empresas de Europa del Este, el 22%, considera que la probable reducción de sus flujos comerciales es su mayor desafío a la rentabilidad del negocio este año. De forma particular, este es el caso de las empresas de República Checa, 36%, y Polonia, 25%. Esta opinión contrasta con la expresada por las empresas de Europa Occidental, donde la contención de costes, también en relación con la morosidad, es vista como el mayor desafío para la rentabilidad del negocio en 2015 por el 24% de las empresas.

Andreas Tesch, Chief Market Officer de Atradius, que opera en España a través de Crédito y Caución, declaró: “El débil crecimiento económico continuado de la zona euro, las tensiones geopolíticas alrededor de Rusia y Ucrania y la volatilidad de los mercados financieros mundiales suponen una significativa presión para el entorno económico y de negocios en muchos países de Europa del Este. La presión acumulada crea riesgos a la baja para el clima económico de la región. Esto probablemente hará que los niveles de morosidad e impago en las facturas B2B se mantengan altos este año. En este contexto, la gestión diligente de riesgo de crédito comercial se convierte en esencial para mantener la salud financiera de la empresa”.