Published On: Jue, Abr 16th, 2015

El IPC modera al 0,7% su caída por el menor descenso de la energía

El Índice de Precios al Consumo (IPC) disminuyó un 0,7% en marzo en tasa interanual, según cifras publicadas hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Este dato coincide con el adelantado por el INE a finales del pasado mes y supone un aumento de cuatro décimas respecto a la inflación de febrero. Esta aceleración se explica, principalmente, por los productos energéticos y, en menor medida, por los alimentos elaborados y los servicios. En relación al mes previo, el IPC general aumentó un 0,6%, frente al avance del 0,2% del mismo mes de 2014.

Los precios de los productos energéticos registraron en marzo una tasa interanual del -7,4%, superior en 2,8 puntos a la del mes anterior. Esta suavización en la caída se debe, fundamentalmente, a la partida de combustibles y carburantes, que moderó casi cuatro puntos el ritmo de descenso interanual, hasta el 9,1%, en línea con la evolución alcista de los precios del petróleo en febrero y marzo. Por su parte, los precios de la electricidad se han reducido ligeramente en el mes (-0,4%), situando su tasa anual en el -3,3%, frente al -2,9% del mes anterior. La tasa de variación interanual de los precios de los alimentos no elaborados se ha mantenido en el 0,9% en marzo. Esta estabilidad se debe a que la aceleración en partidas como el pescado fresco y las frutas frescas ha sido compensada por la moderación en la de las legumbres y hortalizas frescas y algunas carnes como la de vacuno y de ave.

paneles-de-energia-solar
La inflación subyacente (que excluye los elementos más volátiles del IPC como la alimentación fresca y energía) se mantuvo en marzo en el 0,2% por tercer mes consecutivo. Esta estabilidad se debe a la moderación en la inflación de BINES (Bienes Industriales No Energéticos), compensada por la aceleración de servicios y de alimentación elaborada. Los BINES han reducido su tasa interanual una décima, hasta el -0,2%, mientras que los servicios y la alimentación elaborada la han aumentado en una y dos décimas, respectivamente, hasta el 0,4% y el 0,3%.

Dentro del grupo de servicios, la aceleración de los precios respondió principalmente a la rúbrica de turismo y hostelería, cuya tasa anual aumentó medio punto, hasta el 1,4%, debido al dinamismo de la demanda turística como consecuencia de la Semana Santa; así, los precios de viajes organizados incrementaron su tasa anual desde el 2,9% de febrero hasta el 6,5% en marzo y los hoteles cafés y restaurantes aumentaron dicha tasa una décima, hasta el 0,7%. El transporte público interurbano moderó su tasa anual 1,3 puntos hasta situarse en el 0%.

Los precios de los BINES redujeron su tasa anual una décima en marzo, hasta el -0,2% (-0,15%). La alimentación elaborada, incluidos bebidas y tabaco, registra una tasa del 0,3%, frente al 0,1% del mes anterior. Este aumento se explica por la aceleración de partidas como el aceite y el tabaco que compensan la moderación de otras partidas, como la leche.

En términos intermensuales, el IPC aumentó un 0,6% en marzo, frente al menor avance (0,2%) del mismo mes de 2014. Este ligero avance se explica por el encarecimiento de los productos energéticos (especialmente de los combustibles y carburantes), los servicios (particularmente el turismo y la hostelería) y de la alimentación elaborada (por la subida del aceite). Los productos energéticos registraron en marzo un aumento intermensual del 2,7%, como resultado de un avance del 3,9% en combustibles y carburantes, compensado en parte por la ligera caída (-0,4%) de la tarifa eléctrica y del gas (-1,7%). Los precios de los BINES aumentaron un 1,2% respecto al mes anterior, igual que un año antes, como consecuencia del aumento de carácter estacional del vestido y calzado (4,3%). Los precios de los servicios aumentaron un 0,3% en marzo respecto al mes precedente, avance que se explica, principalmente, por la partida de turismo y hostelería (0,9%).

La tasa anual del IPC en marzo aumentó en todas las comunidades autónomas. En siete de ellas se registraron tasas de inflación superiores a la media nacional: Cataluña (-0,3%), País Vasco e Islas Baleares (-0,4% en ambas), La Rioja y Madrid (-0,5%, en las dos) y Comunidad Valenciana y Navarra (-0,6% en ambas). Andalucía, Aragón, Principado de Asturias, Galicia y Murcia presentaron una tasa del -0,8%, Cantabria y Extremadura del -0,9% y las tres restantes anotaron una tasa de inflación del -1,1%. La tasa anual del IPC a impuestos constantes se situó en marzo en el -0,6%, una décima por encima de la del IPC general.

El INE ha publicado también el IPC armonizado (IPCA) correspondiente al mes de marzo, cuya tasa anual se sitúa en el -0,8%, frente al -1,2% del mes anterior. Si se compara esta tasa con la estimada por Eurostat para el conjunto de la zona euro en marzo (-0,1%), el diferencial de inflación favorable a España es de -0,7 puntos porcentuales, frente a -0,9 pp del mes anterior.

En resumen, la tasa de variación anual del IPC ha aumentado en marzo cuatro décimas, debido a la evolución de los precios de los productos energéticos y, en menor medida, de la alimentación elaborada y de los servicios. La inflación subyacente se ha mantenido en 0,2% por tercer mes consecutivo. Continúa, por tanto, la estabilización de los precios y el diferencial de inflación positivo respecto a la eurozona, con el consiguiente efecto positivo sobre la competitividad de la economía española, lo que a su vez seguirá impulsando las exportaciones, la producción y el empleo.