Published On: Lun, Feb 23rd, 2015

China seguirá con la misma actividad constructiva para mantener el crecimiento

El Gobierno ha afirmado que va a mantener en 2015 la misma intensidad de construcción de infraestructura de transporte que emprendió en 2014 para equilibrar el crecimiento de la potencia asiática, cuyo PIB creció el pasado año un 7,4 %, el menor nivel en 24 años.

Así lo aseguró la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma (NDRC, siglas en inglés) del país asiático, que destacó que más líneas ferroviarias, sobre todo en el centro y el oeste de China, más empobrecidos, serán puestas en marcha para estabilizar la economía y fortalecer el nivel de vida de la población, publica hoy el oficial Diario del Pueblo.

En 2014, la NDRC aprobó un presupuesto de 34.000 millones de yuanes (5.560 millones de dólares) para infraestructura de transporte, el cual incluía vías ferroviarias, carreteras, aeropuertos y canales.
construccion-china
China alcanzo más de 110.000 kilómetros de líneas de ferrocarril a finales del pasado año, 15.800 de los cuales de alta velocidad, lo que le sitúa a la cabeza mundial.

Fuera del país, Pekín también ha mostrado en los últimos años un especial interés por invertir en la construcción de infraestructura, sobre todo de transportes y en lo que denomina la “Nueva Ruta de la Seda”.

China anunció la pasada semana que contribuirá con 40.000 millones de dólares a un fondo para financiar ese proyecto, denominado en 2013 por el presidente Xi Jinping como “Nueva Ruta de la Seda” y que se compone de dos iniciativas, una marítima y otra terrestre.

Mediante la construcción de autopistas, redes de telecomunicaciones, ferrocarriles y puertos, busca relanzar a Pekín como centro del comercio continental e incrementar sus relaciones económicas con África y Europa.

Por otra parte, China busca vertebrar una clase media en el país mediante un proyecto de urbanización y construcción de infraestructuras que contribuya a aumentar la demanda interna para así depender menos de la inversión y equilibrar el crecimiento, cada vez menos boyante.